Lunes 15 de Julio de 2024

Hoy es Lunes 15 de Julio de 2024 y son las 18:32 -

  • 18.3º

POLITICA

2 de febrero de 2024

La CGT se declaró en estado de alerta: Pablo Moyano no descartó realizar un nuevo paro

El triunviro adelantó que la central reunirá su consejo directivo para definir las estrategias contra las políticas de Javier Milei.

La Confederación General del Trabajo (CGT) informó que se mantiene en estado de alerta y evalúa la posibilidad de convocar a un nuevo paro nacional. Así lo informó uno de sus triunviros, el secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, quien sostuvo que “no se descarta nada”.

"Puede haber un paro y movilizaciones. En los próximos días, cuando haya una reunión del consejo directivo (de la CGT), se va analizar cómo seguir", subrayó el dirigente.

En la misma línea, Moyano remarcó que no se va a "quedar cruzado de brazos", y vaticinó un aumento de la conflictividad social entre “marzo y abril” debido al incremento en el valor de “los colegios, las prepagas y los alimentos” y otros rubros.

Para el sindicalista, la central está “más unida que nunca", por lo que evalúa una nueva medida de protesta: "No le voy a poner fecha ahora, pero si avanzan en contra del pueblo argentino, sobre los derechos laborales, las fuentes de trabajo y bajan los salarios, no me voy a quedar de brazos cruzados. No se descarta nada".

En plena sesión de la Ley Ómnibus, el triunviro cgtista pidió que el Congreso no apruebe el otorgamiento de las facultades delegadas al presidente Javier Milei, al que calificó como "el gerente de las corporaciones nacionales e internacionales".

"Si lamentablemente esta ley se aprueba en Diputados, espero que en el Senado, donde hay más legisladores peronistas, sea rechazada", insistió.

El modelo es ajuste, represión y violencia

A través de un comunicado, la central hizo referencia a los episodios represivos que tuvieron lugar durante la segunda jornada de sesión en las inmediaciones del Congreso y acusó al gobierno de Milei de sembrar “violencia para generar miedo en la sociedad, a la que se propone degradar, desintegrar y seguir empobreciendo”. 

“En la sesión del día de ayer jueves 1 de febrero, con un Congreso vergonzosamente vallado, cerrado a la gente y rodeado de un despliegue inusitado de fuerzas de seguridad y recursos (que confirman la inviabilidad política de lo que se está tratando de convalidar) se produjeron graves incidentes en los alrededores del edificio”, señalaron. 

Los dirigentes sindicales especificaron que los hechos fueron “generados y promovidos por las propias fuerzas policiales consignadas a la orden de la ministra Patricia Bullrich y desataron una absurda, injustificada y desproporcionada represión sobre manifestantes de diversas pertenencias: jubiladas/os, agrupaciones barriales, trabajadoras/es de prensa y hasta Diputadas/os Nacionales en ejercicio, como en el caso nuestro compañero Mario Manrique, de extracción sindical por el gremio de SMATA, salvajemente golpeado cuando intentaba interceder para apaciguar la grave situación”. 

“Exigimos que cese el despliegue represivo del Gobierno Nacional, a fin de garantizar la libertad de protesta y la paz del pueblo argentino", concluyeron. 

COMPARTIR:

Comentarios